Proyectos

La clásica señal AM/FM sería apagada para siempre durante el año 2017 y sustituida por una señal digital.

Cada vez que se hacen anuncios que rompen con los estándares clásicos, se producen ciertas inquietudes y mucho ruido al respecto, cuando en realidad sólo se trata de una mejora que beneficiará a todos los usuarios finales de estos servicios. Es esto mismo lo que quiere realizar el gobierno noruego, al apagar la frecuencia radial AM/FM en el país, sustituyéndola por la señal digital DAB+ el día 11 de enero de 2017.

La principal diferencia entre ambos servicios, es que el segundo utiliza el espectro electromagnético de manera mucho más eficiente que la señal FM, pudiendo así incluir señales adicionales gracias a la reducción de la cantidad de datos que pasan a través de la banda, gracias al mayor número de canales que también posee (22 contra los 5 de la FM, llegando a poder alcanzar incluso 42).

¿Significa que las radios convencionales serán inútiles en el futuro cercano? Lamentablemente, sí. La señal DAB+ no es compatible con los dispositivos clásicos, sin embargo hay empresas que ya han desarrollado equipos capaces de recibir esta señal en todo el mundo, al igual que ciertos híbridos que captan ambas frecuencias.

Si bien hay otros países que tienen pensado realizar esta migración, como Dinamarca y Suiza, Noruega es la primera nación que confirma una fecha para el “apagón” radial. ¿Qué pasará en otros lugares del mundo? Sólo el tiempo lo dirá, pero es algo que aún se ve muy lejano y difícil de implementar.

Separador6-300x52Minecraft, El proyecto llegó y  superó con creces su meta inicial.

Piper es una caja multiuso que enseña a sus usuarios -principalmente niños- a construir y armar hardware a través de Minecraft. El proyecto pasó por Kickstarter y superó largamente su meta inicial de USD $50.000 (USD $280.000) en total (vía Spring Wise).

Este Piper viene con un computador Raspberry Pi 2, cables y otras piezas y un mouse USB, todo dentro de una caja de madera. Esa caja no viene pre-armada de fábrica, sino que el usuario tiene que acomodar todas las piezas en el interior; una vez funcionando, aparece en pantalla una versión modificada de Minecraft donde hay que ayudar a un pequeño robot a rescatar astronautas perdidos en un planeta lejano.

El robot en cuestión dentro del juego puede ser dañado por diferentes elementos externos y ahí es donde entra la magia de la robótica, ya que hay que ir armando y construyendo diferentes piezas para que recobre su funcionamiento, siguiendo las instrucciones en pantalla.

La idea se lee llamativa porque se trata de un acercamiento natural al mundo de la electrónica, especialmente pensando en el éxito que es Minecraft entre los más pequeños. Con el proyecto ya completado en Kickstarter, sus creadores esperan poder entregar las primeras unidades en diciembre de este año.

Separador6-300x52Piratería: cuando la mentira repetida mil veces se convierte en verdad

StacieStauffSmith Photos | Shutterstock

StacieStauffSmith Photos | Shutterstock

En 1999, Shawn Fanning, Jordan Ritter y Shawn Parker crearon Napster, la primera red P2P mundialmente conocida por los millones de usuarios que la utilizaron para intercambiar material (sobre todo, contenido musical con copyright).

En su momento, la industria discográfica equiparó la actividad de Napster a “robar”. Tres años después, en 2002, el grupo Metallica demandó a la red P2P y pidió su cierre ante un tribunal. El batería de la banda, Lars Ulrich, acusó a Napster de permitir “el tráfico de bienes robados”.

La historia se repite… 16 años después

Hoy, 16 años después de que todo aquello comenzara, la promotions manager de Paramount Pictures en España, Laura Ruiz, insiste en la misma analogía: critica a Teknautas y asegura que, si tanto nos gusta por allí incitar a la piratería, “¿por qué no enseñar cómo entrar a robar en viviendas en época de vacaciones?”.

Hace como nueve o diez años que empecé a escribir sobre piratería, y me fascina que los argumentos en contra de la misma sean absoluta y exactamente los mismos que cuando empecé. Y si quieren saber por qué incitamos (¿en serio? ¿incitar?) a la piratería y no a robar una casa, apenas necesito diez palabras para hacerlo: robar en una casa es delito; bajarte una película, no. Y no lo digo yo, ojo, lo dicen el Código Penal y la Ley de Propiedad Intelectual.

Las webs de descargas son legales, pero les da igual

Pero nada, oye, les da igual. Da igual que las webs de descargas, con la ley en la mano, no sean ilegales. Da igual que ningún juez en España (ninguno, ¿eh? que se dice pronto) haya cerrado nunca una web de descargas. Da igual que las pocas que han cerrado lo hayan hecho motu proprio por miedo o por acorralamiento. Da igual que gran parte de las querellas contra webs de descargas ni siquiera hayan llegado a juicio, sino que los jueces hayan sobreseído los casos al ver evidente la ausencia de delito. Todo eso les da igual.

Y, ¿por qué les da igual? Porque en realidad son más listos que el hambre y saben que la ley, antes o después, son ellos. Porque, gracias a sus presiones, consiguen que los Gobiernos (sean del partido que sean) aprueben leyes ad hoc para beneficiarles única y exclusivamente a ellos. Porque consiguen aprobar leyes que restringen el concepto de copia y privada e impulsan que las webs de descargas, que nunca han sido cerradas por ningún juez en España, puedan ser cerradas de manera administrativa sin que un juez pueda decir absolutamente nada. Es decir, que como han perdido todos los combates, le dicen al árbitro: “Déjeme el silbato, que ya me encargo yo”.

Leyes hechas a su medida

Claro, con ese curriculum, ¿cómo no van a sentirse autorizados para ir acusando a todo el que se cruza en su camino o al que osa discutirles una coma? Cuando la gente le recriminaba a Picasso que sus cuadros no se parecían a lo que pintaba, él siempre decía: “Ya se parecerá”. Pues esto es igual: “Yo te voy acusando. ¿Que no tengo razón? Da igual: ya la tendré”. Mientras tanto, llevan 16 años soltando los mismos mantras, a ver si, a fuerza de repetirlos, acaban teniendo razón. Y siempre se ha dicho que una mentira repetida mil veces no se convierte en una verdad, pero, viendo la trayectoria de este gremio, vete tú a saber. A veces las mentiras se convierten en verdad a golpe de BOE.

Pero ya lo dijo Unamuno: “venceréis, pero no convenceréis”. Y quizá consigáis que la ley cada vez esté más de vuestra parte, amigos lobbistas. Pero el convencimiento de la gente hace mucho tiempo que lo perdisteis.

P.D.: Por cierto, ni todos los que están en contra de las descargas (una visión de lo más respetable y legítima) son despreciables lobbistas, ni los que criticamos a la industria tenemos por qué ser talibanes de la piratería o enemigos de la cultura. Que aquí autores somos todos, chatos.

Separador6“No sabemos qué sistema operativo usa Dios, pero nosotros usamos Linux”

– Hermana Judith  Zoebelein

Webmaster del Vaticano

Un reciente artículo de Scobleizer demuestra que Internet tiene cabida en el Vaticano: la webmaster del Vaticano es una monja… ¡y usa Linux!!!

Como dice Robert Scoble, la monja que se encarga de la página web del Vaticano rompe todos los esquemas que cualquiera pudiera tener sobre la imagen de un ‘geek’ o ‘friqui’ de la informática.

En un vídeo publicado en PodTech.net se comprueba cómo la entrevista que algunos periodistas mantuvieron con la hermana Judith Zoebelein ésta revela algunas de las herramientas que usan en el centro neurálgico del cristianismo.
Según sus declaraciones, las páginas web del Vaticano reciben entre 11 y 15 millones de visitas al día, y al parecer buena parte de ellas llegan de países que profesan otras religiones.

Separador6Ladyada, la heroína del hardware libre

Limor Fried, fundadora de la compañía de hardware libre Adafruit, es considerada una de las mujeres más importantes en el mundo de la tecnología.

Ferviente defensora del Do it Yourself y del hardware de código abierto, ha logrado hacerse un hueco en la industria de la electrónica sin renunciar a sus principios.

Conocida como la pionera del movimiento maker, Limor Fried ha conseguido lo que es el sueño de muchos aficionados: convertir su pasión en un negocio lucrativo. Alumna del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) su pasatiempo favorito, según ella reconocía, ha sido siempre “jugar con la tecnología”. Este juego no solo ha dado lugar a la creación de una empresa muy rentable, sino que le ha convertido en una de las figuras más importantes dentro de la revolución tecnológica que supone el hardware libre.

Fue en 2005 cuando Fried empezó su proyecto en la habitación de la residencia del MIT donde estudiaba, vendiendo los kits electrónicos que ella misma hacía a conocidos. La ingeniera tenía en mente crear un espacio online para que aficionados de todas las edades y distintos conocimientos aprendieran electrónica y pudieran fabricar ellos mismos los productos que diseñaban. Así nació Adafruit Industries, con la idea de ‘hazlo tú mismo’ que es la base del movimiento maker. Seis años después, Limor Fried, alias Ladyada, se convirtió en la primera mujer ingeniero en aparecer en la portada de la prestigiosa revista Wired y fue incluida en la lista de Fast Company de “las mujeres más influyentes en tecnología”. Un año más tarde la revista Entrepreneur la nombraba emprendedora del año convirtiéndola en una de las jóvenes más exitosas de Estados Unidos.

“Cualquier persona que quiera ayudar a enseñar a la gente la electrónica y crear cosas puede hacer un negocio de eso”.

Todos estos premios y reconocimientos son para una persona cuyo objetivo no ha variado desde que comenzó. “Creo que esto representa una oportunidad para los demás makers y los hackers, para ver que es posible hacer una buena causa y tener un buen negocio”, dice. “Cualquier persona que quiera ayudar a enseñar a la gente la electrónica y crear cosas puede hacer un negocio de eso”.

Negocio open source

Adafruit vende principalmente kits de dispositivos electrónicos con licencias de código abierto, animando a los clientes a modificar los productos finales. Sin embargo, su objetivo principal es la enseñanza de la ingeniería mundial. En este sentido, Fried se refiere a su negocio como “una empresa educativa con una tienda de regalos en la salida”.

En sus inicios desarrolló algunos de sus primeros dispositivos comerciales como la MiniPOV, cuya pantalla LED hace que las palabras parezcan estar flotando en el aire, y el reproductor de MP3 Minty, que cabe dentro de una lata de Altoids (pastillas de menta). Una versión de este último, el Kit MintyBoost – una base de estaño con cargador para dispositivos portátiles – ahora es best-seller de Adafruit, con más de 50.000 unidades vendidas. El año pasado, la start up ubicada en el Lower Manhattan, facturó unos 10 millones de dólares gracias a sus famosos kits de ‘hágalo usted mismo’.

Como abanderada del movimiento maker, Limor Fried dice que espera despertar en la cultura maker el interés de la gente en la construcción de sus propios productos electrónicos pero también en sus propias startups tecnológicas. “Adafruit no sólo quiere hacer más makers, queremos ayudar a inspirar a la gente para hacer negocios y hacer aún más makers”, explicaba Ladyada.

Aparte de la venta de equipos, dispositivos originales y tutoriales online, Adafruit trabaja en todo el mundo con escuelas, bibliotecas y laboratorios de tecnología o hackerspaces, para promover la educación STEM, que integra la electrónica en el aprendizaje.

 Tributo a las predecesoras

Limor Fried recupera mediante su seudónimo online, Ladyada, la memoria de una de las precursoras de la informática. Ada Lovelace, nacida en siglo XIX, fue unas de las pocas mujeres, de las que se tenga registro hoy en día, en aplicar las matemáticas en la creación de un código analítico. La originaria Lady Ada describió un algoritmo para calcular los números de Bernoulli en la máquina analítica de Babbage hecho por el que es considerada como la primera programadora de la historia. También sugirió la utilización de tarjetas perforadas para introducir instrucciones en la máquina analítica.

Un homenaje de la que es ahora la mujer con más presencia internacional en el mundo de la tecnología y en el ámbito maker. Limor, Ladyada, Fried es además para muchos, la gran defensora de la filosofía del hardware libre o como más románticamente se la conoce, “la heroína del open source”.

fuente: http://www.eldiario.es

You must be logged in to post a comment